Skip to content

Münchaussen, un guión sobre las tablas

diciembre 26, 2012

“Las familias felices son todas iguales; y las que no lo son, tienen su propia manera de infelicidad”

 Ésta es la semilla de Münchaussen, la obra de mayor proyección hasta el momento de Lucía Vilanova, una dramaturga y actriz que entiende la interpretación como un proceso natural.  El 11 de noviembre del año pasado se estrenaba en el Teatro Valle Inclán de Madrid este drama con nombre de Barón bajo la producción del Centro Dramático Nacional.

Lucía Vilanova en su casa de Asturias

A sus cincuenta años, Vilanova, natural de Asturias pero residente en Madrid no duda al afirmar que lo único necesario para hacer teatro es la creatividad. “Muchos dramaturgos empezaron siendo actores como Lope de Vega o Molière, se trata de una forma de introducirte en este mundo”, y quizá fuera su paso por la Escuela de Arte Dramático de Madrid hace ya seis años, aquello que la convirtió en una defensora de la autenticidad.

“Una actriz no debe dudar y para eso un dramaturgo debe ser muy escrupuloso”

Sus inicios de la mano del Premio Nacional de Teatro y Medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes, Gustavo Pérez Puig le aportaron una visión cercana para lograr lo que los críticos han catalogado como “una mirada afilada”.

El gran descubrimiento, un increíblemente inocente David Castillo, más conocido como “el Jonathan de Aída”.


Atentos los “hambrientos” de un teatro diferente porque se alza un nuevo telón.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: