Skip to content

Enraizada a la tierra

enero 16, 2013

En tiempos de vientos y descontentos por las borrascas que sacuden persianas, tendederos y melenas, el panorama presenta dos salidas. Correr del coche al metro o saltar del portal al ascensor  ¿Pero y si optamos por “escapar” hacia nuestros orígenes?
Sureyna Muñiz Cadenas domina los períodos lunares, complementa la salud del entorno con la suya propia y sobre todo cura. Sí, cura y sana gracias a sus conocimientos etnobotánicos.

las_odiseas_de_penelope_blog_Sureina_miscelanea

Sureyna, a la derecha, con su familia y amigos
Fotografía de Ignacio Pulido del Diario Nueva España

A sus 32 años, esta joven matriarca rural defiende una alternativa de vida “autosuficiente sin depender de la sociedad de consumo en la que vivimos” y actualmente ha decidido “asentar los cimientos de su vida” en plena naturaleza con la única compañía de tres adultos y dos niños.
“Aprovecho las propiedades curativas de las plantas, elaboro extractos, ungüentos, cremas o infusiones que voy desarrollando tras investigar en libros, talleres y saber popular de los paisanos”
Sin embargo no sólo de plantas vive la mujer y en esta tesitura nuestra protagonista sabe reinventarse.
“Hago artesanía en papel, cuero, plata o alpaca, también pinto, hago grabados y serigrafías y vendo en ferias de artesanía”.

las_odiseas_de_penelope_blog_valledor_miscelanea

Ignacio Pulido, La Nueva España

Muchos lectores llegados a este punto sentirán un deseo, natural por otra parte, de definir el estilo de vida de Sureyna pero ella huye de la etiquetas para definirse como “hija de la tierra”.

“Alguna vez me han dicho que soy una friki de montaña”

El instinto urbanita que anida en nosotros repele la vida rural por períodos superiores a tres días sin embargo la sonada crisis económica está forzando a numerosas familias a regresar al entorno de antaño.

Un panorama acerca  del que Sureyna tiene una personal visión.
“La crisis no es económica es de humanidad, nos hemos perdido en el mundo y olvidado nuestras verdaderas necesidades y cuando nos reencontremos la vuelta al mundo rural será un paso natural”

las_odiseas_de_penelope_blog_casa_valledor_miscelanea

Ignacio Pulido, La Nueva España

No se trata de despreciar los parabienes de la tecnología sino de entenderla como un factor de evolución vital, como un complemento y no como un todo.

“La sociedad cree que no poder vivir sin tecnología pero lo hemos hecho miles de años, la evolución es algo personal y los avances nos ayudan a investigar otras formas de aprender a vivir”

“O nos deshumanizamos y nos convertimos en una especie domesticada y destructora;  o nos rehumanizamos y regresamos a la simbiosis con la Tierra y los seres vivos”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: