Skip to content

24 fotogramas por segundo en el hogar donostiarra del cine

septiembre 28, 2013

Si algo extraigo de este “babel fílmico” es que más allá de fronteras, conceptos socioculturales y políticas inconvenientes; más allá de eso, está la familia. El altavoz de todos los idiomas. El fotograma que se mantiene inalterable de manera que siempre es el gerundio que se cuela en el guión, ya sea inspir-ando, ejemplific-ando o emoción-ando. Porque el cine es para todos y nos habla a todos, y qué mejor manera de explicarse que a través de aquello que la sociedad entiende como un pilar básico de la vida.

Éso he aprendido, que el cine es sencillo, el cine nos cuenta algo con sus propias herramientas. El reto al fin y al cabo es que el mensaje se traduzca por sí solo con esas herramientas.

En este caso puede decirse que la 61º Edición del festival de Cine de San Sebastián en sus secciones Horizontes Latinos y Nuev@s Directores confluye en el mismo punto, mensajes dispares pero un nudo que se repite en sus herramientas para contar, la familia.

la calle

La familia como ejemplo, como recuerdo  o como anhelo en el caso de “Workers”, la producción entre México y Alemania que cerraba el extenso listado de largometrajes que optan al Premio de la Juventud by Desigual. Toda una comedia con tintes negros que refleja lo paradójica y vacía que puede ser la rutina diaria si no le plantamos cara, si no le ponemos sal a la vida.

IMG_20130927_114903

Y mientras ésos  trabajaban en dejar de trabajar, una pequeña industria filmográfica como la de Uruguay nos trajo a través del Atlántico, y no sin gran esfuerzo, a dos directoras que con “Tanta agua” y tan poca financiación nos contaron como un padre y una hija crecen en un camping. Además un tractor con nombre “El rayo nos recordó que la vuelta a casa aunque sea “ligeros de equipaje” siempre es esperanzadora porque existe alguien que nos aguarda, algo por lo que rodar en carreteras secundarias y caminos.  Y es que aludiendo a la que hasta ahora se ha postulado como  una de las favoritas del Premio de la Juventud by Desigual, cuando tienes un lugar donde llegar sientes “un zoológico en el estómago”, el problema en este caso de “La jaula de oro” es que no existe un hogar, ni tampoco existe espera alguna.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aun así, el género humano, animal al fin y al cabo, está dispuesto a estrellarse por los que queremos o por los que queremos que nos quieran, como en “Wolf”  o incluso en la “Raíz”, que nos da vida y tira de nosotros como el imán del “Árbol magnético” que cada uno guarda en sus recuerdos.

Al final de la película todo queda en casa  con la gran familia del cine que ha puesto sus ojos en San Sebastián para ser el hogar de todos los recuerdos que se proyectan a oscuras, ya sean en super 16 o en formato digital.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fin/The end/Ende…

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: