Skip to content

“Las reglas del olvido” y la magia de la literatura

febrero 27, 2014

Hace tres años decidí comprobar si era capaz de escribir algo más largo que un relato. Para poner un punto y aparte a mi producción anterior, recopilé las historias que más me gustaban (las que hablaban, precisamente, de cosas pequeñas) y publiqué con ellas mi primer libro: Cuenta hasta diez (Incógnita Editores, 2010). Una vez solucionada esa inquietud y vivida esa estupenda experiencia, me vi preparada para empezar a escribir mi novela que, por cierto, hasta muy poco antes de su publicación tuvo otro título diferente.

Así nos contaba su historia Isabel Garzo hace casi un año, cuando la actriz Elena Anaya afirmaba que su libro “Las reglas del olvido” escondía un guión cinematográfico. Ahora vuelve a Las Odiseas para analizar  su experiencia como escritora en un país cuya industria cultural no vive su mejor momento.

¿Cómo has vivido tu segunda publicación?

No deja de sorprenderme la magia de ver de pronto en manos de cientos de personas unas ideas que hasta entonces solo habían estado en mi cabeza, en mis cuadernos y en mi ordenador. Y el hecho de que este libro se haya distribuido en tiendas lo ha hecho todo mucho más real e inolvidable.
 
¿ Y el proceso previo (la edición, encontrar una editorial…)?
Con un poco de ansiedad, tengo que confesarlo. Estuve tanto tiempo escribiéndolo que mi paciencia no estaba preparada para que, después de poner el punto y final, aún faltaran bastantes meses para que fuera una realidad. Una vez que di con la editorial LoQueNoExiste, disfruté mucho del proceso: las correcciones, la colaboración con las personas que nos ayudaron con el diseño de la portada, el prólogo, las fotos, etc; la organización de los eventos de presentación, la promoción… Todo eso me gusta mucho (además, está relacionado con mi trabajo) y lo disfruté al máximo.
 
Fotofirmando 2

¿Qué baches te has encontrado?

Sobre todo, la dificultad de acceso a las editoriales más reconocidas. Muchas no facilitan un contacto adecuado, no leen las propuestas recibidas o no responden. O directamente te dicen que solo aceptan propuestas de agentes editoriales y no de los escritores, o que solo cogen un autor nuevo al año y este es el que sale de su propio concurso literario. Y, como los concursos tardan meses en resolverse, ese tiempo tienes la novela “congelada”, sin que pueda ser publicada ni presentada a otro concurso (así lo exigen las bases). Estaría muy bien que tuvieran alguna vía de acceso un poco más sencilla, que dejaran abierta la posibilidad a que algo pueda gustarles.

¿Qué necesitan los escritores hoy en día para “gustar” a una editorial?
Uy, eso se lo tendrías que preguntar mejor a las editoriales… ¡Y, cuando lo descubras, cuéntamelo! Para mí, sigue siendo en parte un misterio. Aunque supongo que buscan algo que conecte con ellos, que tenga calidad literaria y (menos poético pero también importante) que les llegue en un momento en el que pueden permitirse apostar por una novedad.
 
¿Lo mejor que te ha pasado?
Es difícil elegir una sola cosa, después del lanzamiento viví unos meses maravillosos. Creo que lo mejor fue (y sigue siendo) cada ocasión en la que recibo un correo electrónico de algún lector (sobre todo si no lo conozco) diciéndome lo que le ha parecido mi novela. Eso hace que todo merezca la pena. La presentación a los medios, con la presencia de Elena Anaya y Conchita, fue preciosa. Y la afluencia de gente a las presentaciones en La casa del libro o El corte inglés me dejó boquiabierta. Gracias por preguntarme esto, porque sonrío solo de recordarlo.

¿Te han echo alguna propuesta para “exportar” la novela a América Latina?

No me han hecho ninguna, pero sí me han comentado varias personas que la historia de Las reglas del olvido podría funcionar muy bien en algunos países de Latinoamérica. De hecho, ya tengo algunos lectores de allá (personas que la han pedido por Internet). Estaría muy bien tener la oportunidad de probar en ese mercado.

¿Veremos alguna novedad tuya en las librerías pronto?

La veréis, pero si es pronto o no, no depende completamente de mí. Se trata de una novela en la que estoy trabajando y con la que, de momento, estoy entusiasmada. Es muy diferente a Las reglas del olvido. Pero aún me faltan, al menos, un par de añitos para saber vuestra opinión sobre la misma…

 
Un abrazo y muchas gracias, una vez más, a Las odiseas de Penélope por su cuidada y valiosísima atención
 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: